Características de un Foodie

Muchos piensan que para ser un gran foodie es necesario gastar mucho dinero en comidas suculentas, eso es que no han visitados ferias como la de Móstoles Saludable.

Los comienzos no son fáciles, al principio te miran raro por observar más de un minuto la comida sin probarla o por poner cara de Reyes Magos cuando ves algo diferente.

Los frikis de la comida como nosotros hacemos cosas como:

  • Visitamos todas las ferias gastronómicas y de foodtrucks
  • Planeamos viajes a partir de los lugares en los que va a comer
  • Podemos comer en restaurantes finos o en puestos callejeros
  • Preguntamos por el origen de los platos que consume
  • Visitamos lugares de colonias populares por sus restaurantes o mercados.

Cuando empiezas en este mundillo surgen señales que te ayudan a saber si eres un buen “comidista”. (posible traducción al español del concepto foodie).

¿Cómo saber si eres foodie?

Responde a esta pregunta: ¿has probado recientemente una hamburguesa gourmet, esferificaciones de albariño, algo con reducción de Espumoso de Zanahoria, bonito con trufa como colofón de una ensalda, algún tipo de carpaccio, comida auténtica de pueblo o cerveza artesana?  Si la respuesta es sí, eres foodie o te estás convirtiendo en uno.

Los “superpoderes” que irás adquiriendo son diversos:

  • Facilidad para distinguir las propiedades y características nutricionales de los alimentos.
  • Capacidad para incorporar nuevos y exóticos sabores a tu despensa.
  • Super-poder para distinguir platos estrella de grandes cocineros.
  • Creatividad para lograr el ángulo e iluminación perfecta en tus foto-recetas y conocer todas las aplicaciones punteras sobre gastronomía donde compartirlas.
  • Intuición para descubrir que detrás de una mugrienta puerta en Lisboa puede estar el mejor restaurante tradicional de la ciudad.

En unos de los capítulos de ‘Los Simpsons’ lo resumían a la perfección en el quinto capítulo de la vigesimotercera temporada titulado ‘The Food Wife’.

Reconócelo todos hemos visto durante más de 20 años estos famosos compis amarillos.

Pero no sólo de comida se hace el foodie, somos emocionalmente sensibles por naturaleza y el arte también nos atrae.

El Arte Foodie

Nuestras mesas se han convertido en lienzos en blanco que cada día se llenan de vida y color para ser verdaderas obras de arte que compartimos sin cesar. Y con ellas, nuestros perfiles en las plataformas digitales de moda en auténticos ‘menús’ en los que saborear con los ojos los platos más gourmet.

Tanto es así, que entre los usuarios de la red más creativa de todas, Instagram, encontramos un sinfín de foodies que, por hobbie o por trabajo, nos deleitan con sus apetecibles creaciones tan sabrosas como artísticas.

¿y tú? ¿ya estás en camino de unirte a la Foodie Family?

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?